domingo, 9 de febrero de 2014

RISOTTO DE CALÇOTS CON SALSA ROMESCO


Estamos en plena temporada de calçots, y aunque lo tradicional es hacerlos a la brasa, lo que decimos en cataluña "una bona calçotada", esta variedad de cebolla nos da para hacer las recetas que queramos.


Ya en su día publiqué la receta de crema de calçots; he utilizado una fórmula muy parecida, dejándola mas líquida para elaborar este delicioso risotto. Y para acompañarlo, la tradicional salsa romesco. Con un toque de esta salsa sin pasarse, hace de éste plato todo un lujo para el paladar.

La salsa romesco la podemos comprar hecha, pero no es nada complicada hacerla. Por si os animáis os dejo la receta aquí


INGREDIENTES
(Aprox 4 pax)

Para la "sopa" de calçots

- 500gr. de calçots (peso neto). Reservamos un par de calçots para después.
- 50gr. de mantequilla
- 1.000ml. de agua 
- 200ml. de caldo de verdura
- Sal
- Pimienta

Para el risotto

- 350gr. de arroz carnaroli ó arborio
- 1 chalota + 2 calçots que separaremos de los 500gr. 
- 1 chorrito de vino blanco seco
- 30gr. de queso parmesano
- Salsa romesco
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta

Así lo he hecho yo...

PREPARACIÓN

Limpiar y picar finamente los calçots.

Poner en una olla amplia la mantequilla. Una vez derretida, añadir los calçots. Remover y dejar que se hagan unos 10 minutos a fuego medio-bajo

Añadir entonces el caldo de verdura y el agua y dejar hasta que esté completamente hecho.

Una vez lo tengamos, trituraremos muy bien. Si es necesario colar. Salpimentar al gusto.


Aparte picaremos muy finamente la chalota y los dos calçots que habíamos separado previamente. Y los pondremos a pochar con un poco de aceite de oliva en la cacerola dónde vayamos a hacer nuestro risotto.
Una vez lo tengamos, añadimos el arroz y nacaramos (rehogar 1-2 minutos, que no coja color); añadimos el vino blanco y dejamos evaporar. 
Cubrir con el caldo de calçots (que ha de estar caliente), justo que cubra el arroz no más. Y dejamos que vaya absorbiendo el caldo removiendo de vez en cuándo. 


A continuación, iremos echando un cazo de caldo y removiendo constantemente a fuego medio hasta que veamos que el arroz ha absorbido todo el líquido. Entonces añadimos otro cazo y repetimos la operación. Tantas veces sea necesario hasta que veamos que ya no admite mas caldo (dudo mucho que os falte caldo, más bien todo lo contrario, pero si os faltara, podéis añadir mas agua ó caldo de verdura sin problem, eso sí, previamente calentado).

Añadir el queso parmesano rallado, remover. Rectificar de sal y dejar reposar unos cinco minutos.

Ya podemos emplatar y servir con un poco de salsa romesco.


NOTA:

- Podéis si se prefiere utilizar para hacer el caldo de calçots solo agua, ó mas cantidad de caldo de verdura. Eso a gusto del comensal.

- Es importante durante la cocción no dejar de remover para que el arroz vaya soltando su almidón.

- También es imprescindible, que el caldo esté bien caliente a la hora de incorporarlo al arroz, hirviendo.

- La cantidad de queso parmesano al gusto. 

- Se puede terminar con un poco de mantequilla, una cucharadita bastará y le dará además mas brillo al arroz.

- En la foto veréis que hay 1l. de caldo, pero es 1l 200ml aprox. es mejor que nos quede mas bien líquido que no una crema. Y mejor que sobre, que no que falte.

Yo fui improvisando la receta, pero os aseguro que tal y cómo os indico, queda un risotto para chuparse los dedos!! ;-)


¡Ser felices!


2 comentarios:

  1. Muy buena pinta,hoy lo hago que acabo de coger unos calçots ..

    ResponderEliminar