sábado, 27 de octubre de 2012

PASTA CON SALSA PESTO Y ALGÚN CONSEJILLO



Y cómo no, si la anterior entrada era de la estupenda salsa pesto, he querido seguirla haciendo este post de uno de sus muchos acompañamientos, la pasta.

Cocer pasta es algo sencillísimo, y que os diréis que cualquiera puede hacer; se hierve, se sirve con la salsa elegida y listo. Y no estaríais equivocados para nada. No tiene mucho misterio; pero yo personalmente, cometía algún error que otro, basicamente a la hora de la cocción, y deciros que desde que lo he rectificado, he notado la diferencia. Y es que todo tiene un "por qué".

Aunque seguramente muchos ya sabréis de que hablo, quería compartirlo por si a alguien le sirviera.

Lo primero a tener en cuenta el recipiente dónde coceremos nuestra pasta. Es importante que sea amplia para que la pasta pueda moverse libremente, evitando que se apelmace y se enganche.


Lo segundo a tener en cuenta es la cantidad de agua. Por lo general, la regla es por cada litro de agua, 100 gr. de pasta.
Esto es importante. ¿no os ha pasado nunca que la pasta se ha quedado apelmazada y con poca agua?... y es que durante la cocción, además que parte del agua se va evaporando, el almidón que va soltando la pasta hace que el agua espese, y nuestra pasta se enganche. Esto ocurre sobretodo si hemos echado la pasta antes de que haya empezado a hervir.

Así que es importante: 1- un recipiente bien amplio, y en el caso de espaguetti por ejemplo, además alto. Y 2- abundante agua.

Ahora vamos con la sal. ¿cuánta sal poner?.
La regla que utilizan los profesionales, y a mí particularmente me funciona, es cómo se dice en catalán "mil cent deu", 1000ml. de agua X 100gr. de pasta X 10gr. de sal.
Yo al principio a mi profesora de cocina, le decía que veía demasiada sal, y ella me decía que no tuviera miedo, que la pasta no iba a coger mas de lo que necesitaba. 
Y lo cierto es que si cumplimos el punto de poner abundante agua... es muy difícil que nos quede salado. Yo lo hago y la verdad que nunca me ha pasado.

¿Cuándo incorporar la sal?

Por el contrario que mucha gente cree, el agua salada tarda mas en hervir que el agua que no contiene sal.

¿El motivo?, el poner la sal en agua fría hace que las moléculas de la sal se mezclen con el agua cambiando el punto de ebullición, lo que hace que ésta tarde mas. ¿y por qué cambia?

Os pego un fragmento de una página que he encontrado por internet y he encontrado interesante, es lógico y fácil de entender.
"El agua pura, es la que congela a 0ºC y hierve a los 100 ºC. Si ese agua contiene sales, congela por debajo de los cero grados, y también rompe a hervir por encima de los 100 ºC."

Por consiguiente intentar siempre incorporarla cuándo el agua rompa el hervor; ésto nos hará además, ahorrar mucho tiempo y energía.

Fuente fotografía

Así pues, ya sabemos que recipiente utilizar, cuánta agua es necesaria, cuánta sal se ha de poner y en qué momento se ha de añadir.

¿cuándo añadir la pasta?

Siempre que el agua haya alcanzado el punto de ebullición. cuándo el agua comience a "borbotear" con alegría. Entonces introduciremos nuestra pasta esparcida por el agua, en el caso de pasta tipo espaguetti, toda junta.
Removemos bien y dejamos que se haga tranquilamente.

¿cuánto tardará nuestra pasta en hacerse?

Pues esto dependerá mucho del tipo de pasta. Del tamaño, el grosor, si es rellena ó no... si es fresca ó es seca...

Por lo general los tiempos indicados en el paquete y dados por el fabricante son bastante aproximados. 
La pasta fresca sabremos que está hecha, cuándo ésta vaya saliendo "a flote"

Si lo que queremos es una pasta "al dente", deberemos saber que es cuándo está hecha por dentro, pero por fuera está algo dura todavía. Es mejor ir comprobando. A mí particularmente es cómo mas me gusta, mantiene su gusto característico y coge mejor las salsas. Pero al final, el punto lo dará cada persona a su agrado.

Solo nos quedaría escurrir bien, y servir en seguida.

Si no vamos a consumir nuestra pasta al momento, siempre podemos conservar el agua de la cocción. Escurriremos la pasta bien bajo el agua fría para cortar la cocción, y en el momento que queremos consumirla, podemos darle sin problema un último hervor en el mismo agua dónde se hizo.



Recordaros que la receta de la salsa la podréis encontrar aquí

¡Que aproveche!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada